Huertos en residencias para la tercer edad

check it out

Nuestro servicio de huertos urbanos tiene en cuenta las necesidades específicas de cada persona o grupo interesado. Ofrecemos materiales y programas de trabajo adaptados a personas con movilidad reducida (silla de ruedas), problemas de espalda o, simplemente, a lugares con falta de espacio. Además ofrecemos un método de cultivo orgánico, sin utilización de productos tóxicos.

La experiencia de la horticultura como una actividad de animación sociocultural dentro de los centros asistenciales (centros de día, residencias, casales, centros cívicos) ya es una realidad en nuestra sociedad.Vicente en su huerto urbano

Desde Huertocity creemos firmemente en los beneficios de la horticultura y con el proyecto “tercera edad, huertos y salud” sentimos que colaboramos en el bienestar los mayores.

El abuelo Vicente, albañil de profesión, nos ha enseñado ya de mayor su pasión por el cultivo de los huertos y los beneficios que le aporta.

Años de experiencia profesional como educadora social en distintos centros de atención a personas mayores, me llevó a entender la horticultura como una actividad positiva a realizar para los usuarios dentro de los proyectos de animación sociocultural.

El ejercicio de coordinación entre las experiencias del campo social y del trabajo profesional de técnicos en agricultura, han dado como resultado la idea de la horticultura como una actividad positiva de terapia social.

Así, Huertocity: diseña y monta huertos en centros de atención a personas mayores y brinda todo el soporte necesario para su buen funcionamiento.

—————————————————————————

logo-sanitasTanto ha sido el interés en el proyecto de tercer edad, Sanitas Residencial nos contrató para hacer instalaciones de huertos en sus residencias en Barcelona, y encima proveer las materiales para otras residencias desde Galicia hasta Las Canarias.

En Barcelona hemos instalado las mesas de cultivo Vegtrug con planteles y semillas, y los terapeutas trabajan con los residentes para que consiguen una buena cosecha, que por supuesto, se usa en las comidas. Para los trabajos puntales durante el año, les echamos un mano. La galeria muestra una fotos que generosamente Sanitas nos habian mandado.

A que va una cita por escrito de Silvia, la terapeuta de Sanitas quien trabaja con los residentes:

La actividad del huerto es una actividad que nos permite poder trabajar desde muchas áreas con el residente con gran diversidad de perfiles.

- Área cognitiva: Se trabaja la memoria, la atención, las funciones ejecutivas, las rutinas, los hábitos, etc. También trabajamos la reminiscencia con aquellos residentes que ya han tenido huerto y que compartan con el resto de residentes las tareas que realizaban y como se tiene que plantar o cosechar. En residentes que no tienen unos hábitos instaurados, podemos trabajar a través de el riego diario las rutinas de regarlo y así lo involucramos y lo hacemos participe de una tarea de la residencia, dándola una responsabilidad asumible. Nosotros cambiamos de responsables una vez cada dos meses, más o menos, a no ser que el residente quiera dejar la tarea antes.

- Área física: Trabajamos la tolerancia, la fuerza, la motricidad fina, la motricidad gruesa, las amplitudes articulares, etc. dando así un perfil de residentes con una discapacidad física o limitación. Podemos plantar, cosechar, recortar, colocar semillas, poner tierra, etc.

-Área emocional: Se mejora la autoestima y la relación con los demás residentes. Se trabaja el logro, cuando se realiza la cosecha y los demás residentes prueban el producto con el que han estado trabajando. Les gusta mucho y lo comparten con los demás. El saber que pueden compartir con sus compañeros sus conocimientos les hace poder integrarse mejor en el grupo y sentirse parte de él.

Tambíen residentes que no suelen participar en actividades o suelen estar en la habitación, están pendientes del crecimiento de la cosecha. Es una actividad muy completa.

—————————————————————————

Nuestro objetivo principal con el proyecto “tercera edad, huertos y salud” es el de contribuir en la mejora de la calidad de vida de los residentes. Los factores que influyen y los beneficios que de ellos se derivan son muchos, y verás algunas fueron previamente mencionado por Silvia:

FACTORES AMBIENTALES
Favorecer en la mejora paisajística y ambiental del entorno a través de la diversificación de la vegetación en sus espacios.

FACTORES DE RELACIONAMIENTO
Compartir en un ambiente de cooperación y diversión fomentando la interacción grupal.
Luchar contra el aislamiento y el encierro fomentando las salidas a los espacios exteriores.

FACTORES DE BIENESTAR SUBJETIVO
Potenciar las capacidades personales para favorecer la autonomía y la autorrealización.
Estimular el reconocimiento de una identidad satisfactoria. Fomentar la autonomía.
Crear espacios de trabajo que rompan la rutina y estimulen la ilusión.
Adquirir nuevos conocimientos o recuperar los guardados.
Combatir el desarraigo y recuperar recuerdos entrañables, pues la gran mayoría de las personas mayores han dedicado parte de su vida a la agricultura, en especial durante su niñez.
Fomentar la actividad. Prevenir la depresión y la frustración.

FACTORES MATERIALES
Educar para favorecer el mantenimiento de la salud, fomentando el consumo de hortalizas en las dietas.
Estimular las capacidades psicológicas y físicas (habilidades cognitivas, motoras y senso-perceptivas):
Capacidades funcionales: Mantener la movilidad articular. Potenciar la musculatura. Trabajar la coordinación.
Capacidades motrices: Trabajar la motricidad fina/gruesa. Estimular la coordinación. Estimular la destreza.
Capacidades perceptivas: Trabajar: La orientación espacial. La orientación temporal. La discriminación (visual, táctil, olfativa…)
Capacidades cognitivas: Estimular: La atención. La memoria. La previsión. La secuenciación.