Tomates, pepinos, melones y judías son los más a menudo afectados por antracnosis. Los síntomas incluyen frutas y vainas con pequeños puntos oscuros, hundidos. Aparecen manchas rosadas de esporas en el centro de las manchas en caso de lluvia. Para controlar, aplicar un spray de cal de azufre antes y durante los períodos de infección. Comience las aplicaciones cuando los brotes empiezan a salir, en la primavera. En caso de que las plantas estén severamente infectadas, será mejor destruirlas.