Mancha foliar bacteriana

Afecta a los tomates, los pimientos y los cultivos de familia de la col en el huerto. Las plantas infectadas tienen pequeñas manchas oscuras y húmedas en las hojas. Estas manchas se secan dejando huecos en las hojas. Las manchas o grietas también se formarán en la fruta. No hay cura para las plantas infectadas con la mancha bacteriana. Aplica fungicidas orgánicos a base de cobre semanalmente ante el primer sintoma de la enfermedad para evitar su propagación. Además, limita los abonos con alto contenido de nitrógeno, rota los cultivos y destruye todas las plantas muy infectadas.