Nombre científico: Citrullus lanatus
Origen: África subtropical
Descripción: Planta anual rastrera o trepadora. Las hojas son suaves por delante y muy ásperas por detrás. El fruto es grande, carnoso y variable en el color de la cascara y la forma.
Variedades: Hay muchas variedades de sandía que se clasifican según el color y la forma del fruto principalmente.

Cultivo de la sandía

Se puede hacer de semilla o de plantel a partir de finales de abril y la cosecha empieza a los 3 meses aproximadamente.
La exposición sur y un suelo rico, ligero y bien drenado es lo ideal. Mantener la humedad del suelo en las primeras etapas de crecimiento y durante la polinización, cuando los frutos se están estableciendo, es importante. A partir de éste punto no hay que regar a menos que el suelo esté muy seco y la hojas comiencen a mostrar síntomas de marchitamiento al mediodía. En un huerto urbano, ésto significa que hay que regar con menos frecuencia.
Si crece demasiado podemos podarla.

Cosecha: se hace cuando la sandía está madura.
Madurez: Hay tres maneras de saber si una sandía está madura: el zarcillo más cercano al fruto se marchita, el sitio donde el fruto se apoya es amarillo y el clásico misterio, escuchar “ponk” en lugar de “pink” o “pank” al golpear la sandía con los dedos.