Los Sírfidos son insectos clave para ser atraídos al huerto urbano con plantas productoras de néctar como el hinojo, las caléndulas y otras plantas. Vienen en una gran variedad de tamaños, algunos tan grandes como las abejas, y otros mucho más pequeños. Aunque no son depredadores, los sírfidos se alimentan del néctar y depositan sus huevos de a uno, cerca de los pulgones o trips y después de unos días las larvas insectívoras eclosionan directamente en un banquete. Las larvas maduran después de alrededor de 3 semanas, después de lo cual se convierten en crisálidas por otras 2-3 semanas.

Los sírfidos son de la familia Syrphidae, y son moscas, es decir, tienen sólo dos alas, en comparación con la mayoría de insectos voladores que tienen cuatro. Con frecuencia tienen marcas similares a las avispas y las abejas, muy probablemente para protegerse de los depredadores.