Cocer a fuego lento 225 gr de hojas de ajenjo en 2 litros de agua durante media hora. Remover, colar y dejar enfriar. Disolver 5 ml (1 cucharadita) de jabón en polvo en 500 ml de agua caliente. Combine ambas mezclas y rocíe las plantas con frecuencia en la temporada de oruga. Un té fuerte de ajenjo se enfría y se vierte sobre las huellas de las babosas y los caracoles para disuadirlos.