Mezcla una taza de chiles y una taza de ajenjo con una taza de agua. A continuación, añadir cinco tazas de agua y llevar a ebullición. Dejar en reposo durante una hora. Colar y poner en una botella. Esto puede ser rociado sobre las plantas y las camas del jardín para repeler a los conejos, caracoles y babosas. También mata a los pulgones, mosca de la judía y la mosca blanca.
Nota: No permitas que entre en contacto con los ojos o la piel.