Se puede usar chile fresco o seco. Mezcla una taza de polvo de chile o dos tazas de chiles frescos con dos tazas de agua. Rociar fresco. Esto mata a las orugas.