Nombre científico: Lycopersicon esculentum
Origen: América del sur
Descripción: Se cultiva como planta anual de porte arbustivo o rastrero.

Cultivo del Tomate “Bodar”
Debemos poner un tutor a la tomatera o ponerla en un sitio en el que pueda trepar.
Trasplante: Debemos trasplantar la tomatera en abril/mayo, cuando las temperaturas nocturnas no bajen más de 7º C y ubicarlo en un lugar muy soleado (requiere como mínimo 6 horas de sol al día). A los dos meses podremos empezar a cosecharla.
Riego: Regular pero no excesivo, los riegos irregulares perjudican a la formación de los frutos.
Abono: Es importante que haya fósforo en abundancia para obtener altos rendimientos. Demasiado nitrógeno causa un crecimiento desenfrenado y frutos blandos susceptibles a pudrición.
Poda: Es recomendable podar la tomatera para guiarla y airearla.
Cosecha: Cosechar los tomates totalmente maduros para comer en el momento.